Amaneciendo con la sed post aguardiente

5 am y me figuro frente al compu tratando de ordenar los pensamientos y comenzar el día con los pies en la tierra. No, mal no estoy, es solo esta bendita ansiedad que me tiene con más cigarrillos en la boca que lo usual.

En este minuto recuerdo a la lluvia, tan ausente en este otoño.

…..

Tuve que salir a buscar a la luna que está menguando; necesitaba ser habitada por su presencia y recordarme que su plenilunio está casi casi cerca. Tal vez no, pero al menos sé que está ahí, mirando como vigilo su presencia.

Para hoy espero terminar lo que ayer dejé inconcluso; bue, tal vez no terminar, pero al menos avanzar algunos pasos más.

También espero controlar esta ansiedad; no quiero volver al alprazolam.

Me gustaría también comprender algunas cosas que ocurren en mi cabeza; confusiones más, confusiones menos que me encausan sin causa aparente.

Hoy tengo cita con la psicóloga, a quien le avisé que mi cabeza es un caos. “Calma”, me dijo, “tal vez por ahora sería bueno dejar ese caos e ir de a poco ordenando”, o algo así.

Bueno, no me queda otra más que armarme de paciencia y poner un freno relativo a este impulso por poner todo en un lugar que me deje más tranquila.