Esta es la parte en que me encantaría ser más paciente

No soy paciente, me digo, no estoy al alero de ningún paraguas institucional que me reduzca a ser un mero número de atención…

No, no es de eso lo que quiero escribir, solo quiero tomarme la presión emocional y hacer funcionar el aparatito este de la voluntad de sentido (sí, sí, a lo Frankl), que se me escapa a través de las rendijas de la paciencia.

Cuento días de estar en piloto automático, caminando por inercia, medio obsesiva, medio taciturna, medio explosiva, medio irritable, medio eufórica, medio melancólica…. De un cuantohay, le dicen por aquí.

A esta hora me mira el sol, se refleja el espejo, me visitan los pies y me abraza la cama. Sí, medio recostada me figuro.

Ni siquiera estas líneas puedo escribir de corrido; me he parado 5 veces en el intertanto…

Ya es de noche y me veo en un purgatorio virtual, sigo en piloto automático. No sé qué más decir.

Escucharé algo para remecer un poco las manos, a ver si mañana despierto agradecida, como siempre debe ser. Aquí va mi tema para este minuto

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s