Aferrada al último recurso

Por estos días la vida se me ha hecho cuesta arriba; como suele sucederle a todo el mundo. Hoy día, 20 de abril de 2018, siento que he renovado mi pacto para vivir; la voluntad y el sentido están de vuelta.

Haber sido candidata a un nuevo ingreso constituyó un poderoso catalizador de emociones de múltiples colores. Estar separada de mi hija no tiene palabras que den cuenta del dolor y vacío que emerge.

Ahora, con el corazón entre las manos, lo deposito en sus manos junto al sentido que tiene estar aquí, viva, cansada, pero viva.

Gracias, gracias y mil de miles gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s