Una caminata por el asfalto para la furia

Como si el día no bastara para sembrar dudas, tenía que venir con la rabia escondida tras mi espalda.

Nadie se salva de mis energúmenos comentarios cuando vienen del color del día que se viene, donde lo que acontece se vuelve del rojo que espanta a quien se asome.

Hoy fue uno de esos días…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s