Luna al amanecer

7 am. Mi reloj se pronunciaba acostumbrado a levantarme, como cada domingo, con la energía a flor de piel. No es mucho el caso ahora, pero quiero retomar los días a como dé lugar.

Ayer fue un día de aquellos en que ni el olor a fruta fresca me traen de vuelta. Sin lágrimas ni certezas, sin calma ni alteraciones fugaces. Sí, fue un día en que se me pierden hasta las canciones que necesito para respirar.

Hoy, frente a la luna que insiste en permanecer junto al alba, renuevo el pacto para vivir, para seguir, para continuar caminando. Hoy quiero abrazarme fuerte y decirme “esto también pasará”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s