Qué pasa si…?

La ampolleta de la cordura está intermitente; el dispositivo de la tranquilidad está a punto de estar irremediablemente fuera de servicio; y el madero necesita una seria mantención. Me duele la espalda que sostiene mi vitalidad; también las rodillas que levantan mi frente y las ojeras han cobrado el color de la nostalgia. Esta es la parte en que debo parar un poco la máquina… otra vez.

Hoy no fue un día feliz; las manos están torcidas, los ojos miran hacia el quiasma óptico, la calota insiste en golpear el techo y al talón de Aquiles le falta para sostener la musculatura que se necesita. La cabeza me da vuelas, afloró la pena insomne y ni el zolpidem me hiptoniza.

Qué pasó?

Pasa que si me quitan el aire, mientras estoy en reposo, la respiración se acorta hasta dejarme fuera de la órbita cotidiana. Pasa que si arranco a mil por hora ni el más cuerdo de los consejos puede hacerme comprender que necesito volver a caminar. Sí, me siento en plena carrera, medio desnuda, directo a las vías del metro. Escribir aquí no es más que un último intento por contenerme; ya no hay nada que pueda hacerlo.

La gran pregunta que me aflora, una vez más, es qué pasa si no alcanzan a detenerme, si no se asoma un abrazo que me alimente o no aparezca de la nada ese salvavidas que siempre llega. Qué si esta vez el reloj se detiene por completo y no hay reanimación que valga?

Si sólo pudiera tomar el vuelo para retroceder… pero creo que la carrera está a punto de terminar para mi.

Escribo y escribo, las despedidas son tan dispersas, tan efímeras al mismo tiempo. Cómo hacer para detener un instante el vacío que está justo frente a mi? Estoy escribiendo para detenerlo o al menos engañarlo, aunque sea por una nueva temporada, como siempre lo he hecho.

Enciendo el enésimo cigarro; estoy respirando, a como dé lugar.

 

2 Replies to “Qué pasa si…?”

  1. Respira profundo una y otra vez. Solo haz eso, respira, que estas viva . . .y seguiras viviendo.

    Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

  2. Tu pacto con la vida es antiguo y eficaz. Al recordartelo, te abrazo muy fuerte y largamente con todo mi amor.

    Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s