De mi cordura y su delirio

Si tuviera que definir en pocas palabras a lo que me habita en este minuto, tendría que contemplar las palabras alboroto, delirante y extemporánea. Sí, me cuesta definir en palabras simples lo que pasa ahora y eso es motivo de estas líneas.

Siempre estoy en el ejercicio de ir reconociendo mis estados; me ha ayudado a enfrentar los vaivenes y vendavales que van y llegan, así de repente, sin causa aparente. Pero no, siempre hay factores que gatillan, que desnudan lo que estaba a punto de emerger, como si fuera de la nada. Pero siempre hay algo que hace que se asomen las lágrimas o la efervescencia, dicho de otro modo, el delirio

Estos breves espacios de reflexión me traen, como cable a tierra, al presente, del que suelo estar tan ausente al punto de llegar a perder el horizonte, como cuando dejo de ver a la cordillera que me orienta temporo-espacialmente. Son momentos en que me contiene lo que algunos insisten en llamar cordura. Yo lo llamo sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s