El tiempo y mi vaso de agua

Si pudiera describir mi actual estado, tendría que decir que desde que comencé a beber regularmente agua, hasta los días más jodidos son hermosos. Cierto, hoy no sólo estoy respirando por respirar o caminando por echar fuera lo que me incomoda, sino simplemente porque los días que pasan se están volviendo del color que mis ansias necesitan.

Volver a amar, en su profundidad conceptual, ha sido definitivamente lo que ha gatillado que este mes haya sido el mejor de los comienzos.

Me abrazo y prolongo este gesto de agradecimiento por haber salido de las ansias por no vivir. Aunque lo deseé con todo, pensé que tomaría más tiempo retomar la respiración sin apuro. Todo me parece más claro y necesario de vivenciar con la máxima de mis sentidos, mi vasta historia de autoboicot, mi amada verdad del por qué vivir.

Aunque suene a mirarse el ombligo (qué más da?), estoy re conectada con el presente y lo que venga por delante y por detrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s