De “Bitácora de una Bipolar” a “Bitácora Bipolar”

Pensamiento que sigue vigente en mi: no estoy enferma, tengo una condición que ha sido denominada de una manera por pura cultura, por pura sociedad siquiátrica que insiste en rotularlo todo. Qué más da, si lo que me dan me ha servido para no volver al siquiátrico, no dejaré de tomarlo, mientras se me ocurra.

Bitácora Bipolar

Quise abrir lo que escriben mis dedos a todo el que pasara por aquí por pura casualidad, o buscando algo que reflejara el estado de quien ha sido diagnosticada con trastorno bipolar, una categoría post industrial occidental que nos agrupa dentro de una especie de síndrome que se caracteriza por la presencia de dos polos: uno de manía y otro de depresión. Bueno, es harto más complejo que eso.

Ya sea en el polo de la manía o euforia en casos más fuertes, o la hipomanía en su versión más suave (pero no por ello menos delirante), o en el de la depresión, lo que ocurre es que nos encontramos con la emergencia de sensibilidades que hacen experimentar la vida de una manera más intensa, pero de manera permanente, no hay pausa. La pausa o stand by sería el momento de la eutimia, máxima aspiración de alguien que está cansado de oscilar…

Ver la entrada original 424 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s