Primavera

Las manitas de mi hija de casi 18, visitas a amigos y amigas, las caminatas interminables, el beso amante y tanto regalo, sólo pueden traer armonía.

No, no es la luna que con su falsa brisa deambula entre mis sueños y pesadillas. Tampoco es la locura circular a la que me abrazo buscando explicaciones. No creo que sea la libertad de abrazar el árbol que más quiero. Es simplemente esta temporada llena de luz la que me sitúa en medio de una de las fortalezas más claras de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s