De mi dormitorio y su limpieza

No he aseado mi rincón desde hace un mes. Lo he notado hoy que miré por debajo de la cama.

Ya no recuerdo en qué momento comenzó mi fatiga crónica. Duele y harto. Es permanente y lastimero. No soporto estar sentada más de 15 minutos frente al computador, y cuando voy a comer, debo tener mis piernas en constante movimiento.

¿Qué puedo hacer? Es mi estado natural.

Intento poner mi mente en otro lugar, en uno donde el dolor no esté y mi cabeza deje de patalear por no tenerla en un ambiente limpio.

Y aquí estoy, con ganas de limpiar. Esperaré a que se me pasen…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s