El día a día y algo más

Hay días en que para mi una tasa de leche refleja su condición. Otros en el que esa misma leche se ha derramado sobre el piso y ha sido pisoteada. Algunos días son simplemente como la leche, en todos sus estados posibles. Hoy es uno de esos días y estoy feliz por eso.

Que por qué estoy feliz? Pues bien, saberme en qué estado me encuentro me hace posible comprender una vez más mi naturaleza, mi esencia cambiante y mis profundos deseos de aprender día a día cómo no resistirme al vendaval sino a vivirlo como parte de mi historia.

Siempre digo, prefiero ser un delgado coligüe a un duro roble. Por qué? Porque un roble frente a una fuerte tormenta, maremoto, lo que que sea que signifique una catástrofe, se quiebra y sus partes no vuelven a ser lo mismo. En cambio, un coligüe cede frente al viento y al dolor que pueda sentir, y esa flexibilidad le permite volver a su sitio una vez que ha pasado la crisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s