No puedo levantarme si no hay luz día

Trato, como cualquier persona, de ponerme de pie, de sacar los brazos y todo el cuerpo de la cama lo más temprano posible. Es un lío para mi, sobre todo porque la fibromialgia se está haciendo presente; desperté con fuertes dolores anoche, y eso que lo tenía controlado.

Hoy desperté por la voz del hombre que me hace soñar con mejores días en una compañía perpetua del amor, pero nada, estirar el brazo fuera de las frazadas fue un intento en vano por salir de ahí.

Mi concentración es deplorable, mi memoria simplemente anda por ahí escondida en mi cabeza de altibajos, y mi voluntad de sentido debe andar revoloteando por ahí.

Aún no he podido dejar de mirar una copa de vino.

No sé, si bien estoy calmada me cuesta mucho articular frases lógicas; escribir aquí me parece la única manera de recordarme que debo hablar y escribir (entre otras cosas) si quiero sobrevivir a través de mi trabajo.

Volviendo al sueño (ya había olvidado el título de este post), intentaré recuperarme de aquello. En fin…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s