Lento, se viene lento, pero quiero que sea seguro este salir de aquí

No hubo carta, me aferré a mi, a los que amo y a la fe que de vez en cuando recuerdo.

Oí las palabras tiernas aunque recriminadoras de mi pareja, abracé a mi hija, vi la agenda, enjuagué mi garganta, siempre con sabor a tabaco. Haber escrito aquí me sacó gran parte del vacío. Si hasta pude llenar algo de mi tiempo; ganando tiempo para no sentir la sinrazón.

La bendita música me trae otra vez al presente.

Ya ni tengo palabras. Siento el cuerpo cansado de no respirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s