Era esa pesadez que se pone en los hombros cuando no he dormido bien

Eso era, un simple descalabro físico que me tenía medio mareada, medio oscilando lo que me tenía sin palabras. Nada terrible, solo uno de esos resquicios de crisis hipomaníacas propias del trasnoche y la juerga.

Hoy estoy bien, con varias horas de sueño en mi cabeza y con la tranquilidad a flor de piel. Bien por mi.

Ahora, a mantenerme firme (tal vez no tanto, considerando que un trasnoche se precisa de vez en cuando).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s