Insomnio necesario

Cuento 26 días de encontrarme de frente con quien espero esté a mi lado hasta el cansancio o más allá. Esta cuenta, por cierto, no habla de la intensidad, de la certeza del saber qué se quiere. Haber conocido a alguien que verdaderamente sabe lo que quiere y se juega por ello es algo que no creía posible, es más, estaba dentro de los imposibles más radicales, pero aquí está. Me esperó.

Confieso que tengo algo de miedo, no por él, sino por mis oscilaciones y todo eso. No le importa de mi condición y todo eso. Tal vez ni siquiera lo entiende, pero qué más da. Lo único que me pide es que me concentre en el presente, en el estar siendo aquí y ahora.

No quiero jugar, dice, quiero estar contigo simplemente porque te quiero.

No quisiera caer en el bendito cliché que me hace decir que mi alma se ha encontrado con otra a la que le pertenece desde antes de nacer, o decir cosas como “estoy pensando que no acabo de pensar en el presente presente y en el tenerte teniéndome”. Qué decir, estoy absolutamente prendada, con los pies flotando, con la mirada serena, y con la urgente ilusión de vivir profundamente esto que estamos vivenciando.

Qué decir, si hasta la luna se puso de acuerdo conmigo para no alterar mis humores.

Bendiciones a quien me lee.

Claudia

One Reply to “Insomnio necesario”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s