Un viaje al pasado-presente

Hoy tomaré un bus para volver a recorrer las viejas calles y adoquines que alguna vez pisaron mis pies. Cierto que alguna vez quise salir de ese lugar para recorrer otras tierras, pero es sin duda ese pueblo el que me abrió los ojos al presente, me abrazó en el invierno y me dio la conciencia de las vidas que eran apagadas.

También conoció mi llanto de subida en medio de los cerros, y la risa que bajó justo al centro del ya ausente río que recorría los rincones del valle.

Para allá voy, a encontrarme con mi pasado más presente, con el abrazo fraterno, con las manos encendidas, con la poesía urgente y con las manos apretadas de puro amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s