Suelo volver a lo mismo, pero con distinta intensidad

Hoy preguntaba alguien por ahí si los bipolares sabíamos amar, pero de ese amor de pareja. No sé, en mi caso definitivamente no.

No sé lo que es despertar abrazada a alguien por más de 2 años. No tengo idea de lo que es compartir un café a medianoche para mantenerme despierta y seguir en el abrazo. No me imagino lo que es andar de la mano por cualquier lugar. Me parece indescriptible eso que llaman ser el uno para el otro. Cierto, me declaro incompetente ante tamaña aventura emocional.

Si sé del abrazo fugitivo, del beso clandestino, de las miradas cómplices, de los estertores en el cielo y en el abismo, del contacto de los ojos en medio de la multitud. Sí, se del amor fugaz, ese que lo mismo viene que va.

Y aquí vuelvo otra vez a recordarme que creo en el amor erótico-romántico sin límites de tiempo ni espacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s