Brilla el sol como nunca y yo encogida de hombros

Quizás aún me falta por entender para dónde va todo esto. Quizás esté cansada de tanto vaivén y mi modo de ver las cosas no resulten siempre la mejor manera de enfrentar lo que sucede.

Tengo todo para sortear este malestar. Tengo vida en abundancia, pero a la vez tengo pena, esa linda melancolía circular que emerge de la nada.

Acabo de tener una maravillosa charla, de limpiar mi cuarto, de haber tomado una ducha fría, de haber cumplido la meta de enviar el trabajo en el tiempo presupuestado. Pero mis ojos no ven todo eso y se han nublado.

Voy a salir en busca de una larga caminata.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s