Esta no es una carta suicida (casi lo fue)

Simplemente me vino a la memoria. Para que nunca más tenga que escribirlo.

Bitácora Bipolar

Bebé mía, mamá, papá, hermanas y amig@s:

Hace 30 años tuve mi primer intento de suicidio. Desde entonces he tenido algunos intentos frustrados y muchos actos que podrían haber conducido a esa salida.  Pero por mi experiencia sé que la muerte autoinflingida es la solución final a un problema temporal. Siempre es así.

No quiero perderme las graduaciones de mi hija, los aniversarios de mi padres, los logros de mis hermanas y los abrazos fraternos. Por eso y mucho más, sigo aquí, incluso cuando mi visión se borra y llega la amnesia temporal que cuando vuelvo tengo en mis manos potenciales armas destructoras.

Hoy me reuní con una nueva siquiatra. Lamentablemente, soy intolerable a casi todos los estabilizadores y antisicóticos que necesito. Mi diagnóstico definitivo -trastorno bipolar tipo I y personalidad limítrofe-, ponen en aprietos cualquier esquema de medicamentos. Desde ahora, tendré que estar semanalmente corrigiendo las dosis con un estrecho…

Ver la entrada original 417 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s