Sin ganas de nada, pero insistiendo en salir y no quejarme (uf, tamaña tarea)

Suele pasar (me) que después de un viraje, el que sea, hipo, depresión, mezcla de ambos, viene una fase en la que no pongo ni la más mínima atención a los días. Es así: no hay ducha, no hay alimentos, no hay amor, no hay día, no hay noche…nada. Para qué voy a relatar los pormenores de los días en que se acicalan sólo para la muerte, si lo que quiero es encontrar en esta tierra un poco de mi.

Son casi las 10 pm, y me he propuesto salir de esta a puro canto. Quiero abrirme el pecho para ver si puede llenarse el vacío de contenido y dejar entrar el agua que me baña cuando lo hago. Quiero convocar a la voluntad de sentido. Quiero llenar de canciones este pedacito de día. Sí, me conformo con poder cantar.

Un abrazo a quien me lee.

Claudia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s