¿Ciclaje en retroceso?

Durante dos semanas mi piel se mantuvo erizada, el rostro nervioso, las manos temblorosas, la líbido quemando en medio del invierno, las noches en vigilia y el apetito perdido por ahí. De paso, mi cabeza deambuló por los intersticios de la incertidumbre e irritabilidad. A flor de piel estaban todas las imágenes que hieren mi pensamiento y que convocan los deseos de apagar la luz, simplemente eso.

Siguiendo los consejos de la siquiatra y una buena amiga, quité los antidepresivos, aumenté el aripiprazol, bebí agua con yerbas que calman la ansiedad y etc. Retomé el orden de algunas cosas, o al menos eso intento.

Hoy dejo atrás algunos actos que cometí de puro intensa que suelo ser en estas circunstancias. Hoy puedo decir que la hipomanía está bajo control y por qué no desearlo, que está en franco retroceso. Así lo espero.

Un abrazo a quien me lee.

Claudia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s