Aceitunas

“En vez de flores, aceitunas” No es ese acaso un regalo de esos que iluminan en día? Hoy lo recibí de uno de mis grandes y mayores amigos, de esos que ya no hay, porque se los llevó la desgraciada distancia acompañada del olvido, y la retórica mentira.

Mis imprescindibles son esos que están aquí junto a mi siempre, pero siempre; o que están allá abrazándome desde lejos pero terapéuticamente fuerte.

Nada como una clara y transparente amistad, de esas que te recorren entero auscultando tus miedos más escondidos, sólo para venir a darte un abrazo terapéutico y decir te quiero.

Abrazo a quien me lee.

Claudia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s