Junio

No fue el acabo de mundo, ni siquiera cuando me quebré un hueso tras sufrir un mareo en la escalera de mi casa. Cierto, no hubo un solo hecho en particular que me acongojara. Sí tuve mis altibajos, uno que otro delirio ansioso o un poco de mirada perdida por las madrugadas, una cosa poca, diría yo.

Hoy estoy tranquila, a la espera del julio que se viene.

Bendiciones a quien me lee

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s