Cómo no estar agradecida

Para mi, cada momento es construido por mis emociones y sensaciones. Como me tome las cosas es como me llegan. Es así. Durante semanas puse especial atención en quienes llevaban una bota ortopédica, y heme aquí llevando una. Bueno, suena a falacia, pero y qué más da?

Como sea, ahora estoy practicando el ejercicio de darme todos los días una buena noticia, la que sea. Hoy mismo quise anunciarme que estoy sanando más rápido de lo normal, pese a los cigarrillos; y que en mi hay una fuerte emoción positiva, de tirar pa´rriba, de creer que es posible, pase lo que pase.

Ayer era incapaz de articular palabras para contar o transmitir lo que me estaba pasando. Así no más es. Esta condición nos conduce a trampas de las que salimos si llevamos un riguroso plan de acción: tratamiento, terapia, orden de las cosas, etc. Al menos para mi eso es fundamental. Agregaría el dar las gracias, simplemente por estar, por seguir en pie, incluso con un pie parado.

Bendiciones a quien me lee.

Claudia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s