Torta de nueces y teatro

Mi cabeza suele darse estrellones contra ella misma. Suelo lanzarme sobre la cama llorando para luego, literalmente, caer al suelo con retortijones y lágrimas hechas murmullos que crecen a gritos. También salgo disparada por la ventana con la vida en las manos llenas de flores y ansias por volar. Pero también, a modo de mosaico, ambos impulsos coexisten como siameses que no logran ser separados.

Hoy quise separar ambos remolinos para ir a buscarme. Perdida andaba en los rieles del metro, buscando una verdad: mi vida en plenitud así tal cual soy, ni más ni menos.

Mil besos a quienes me leen y acompañan.

Claudia

Pd: Me comí un buen trozo de torta de nueces y me fui al teatro a ver una obra que lo mismo me hizo llorar que reír.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s