De Pink Floyd a Bach

Con mis dedos tecleando el compu pienso en mi manía de intercalar melodías. Ahora llegan a mis oídos después de días en que no podía siquiera escuchar el inicio de algún bemol. Estoy estremecida, llena de escalas musicales y delirios musicales. Todo a la vez. Pink Floyd, Rage Against de Machine, Serrat, Bach… todos unidos en mis oídos como en un sólo canto. Recobré las energías que estuvieron aquietadas y desmembradas de mi voluntad.

Recorro con mi auto abrazo, mi dolorida espalda, mis tensos brazos y piernas y mi cabeza puesta del revés. Pero qué más da, si puedo llenar mis oídos de la danza de las corcheas, y tomar la mano de mi hija, mientras me mira con sus ojos preguntándome “¿por qué lloras? Qué más puedo pedir. En mi vida, a estos momentos les llamo felicidad.

Un abrazo a quien me lee.

Clau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s