Ahora recurro al alprazolam

Por la mañana no podía moverme de la cama. Mis piernas temblorosas y mi espalda quieta, producían la contradictoria sensación de querer salir disparada y quedarme en cama a la vez. No tenía otra alternativa, debía ponerme en pie y empezar el día de la mejor manera. Bueno, me puse en pie con el sueño a medio andar y con la energía de un huracán.

Ahora estoy incómoda. No paro de pensar y de mover mis brazos y piernas como en un tembloroso estado de ansiedad. Recurriré al alprazolam como debo hacerlo en estos casos. Está claro que sigo mixta y que la sensación de no estar ni muy deprimida ni muy acelerada no tiene para cuando acabar.

Un saludo a quien me lee.

Clau

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s