Desvelo por puro salir

Me dormí pasada la medianoche en un intento por salir de la rutina laboral y no es que me quejé de llevar más de 24 horas de trabajo ininterrumpidas, por el contrario extrañaba los días en que la creatividad estaba a la orden del día, y en que mis dedos tecleaban el ordenador escribiendo cosas que me dejarían la sensación de estar obrando en consecuencia.

Hoy desperté agradecida de los rayos de sol que se colaban a través de la ventana, con la energía a full, con ganas de salir disparada por la puerta para beber café y fumar unos cuantos cigarrillos. No era muy temprano, y lo vale, porque tuve un sueño reparador de esos que me dejan con la cara llena de risa después de una jornada de disfrute.

Ahora seguiré con mi eterna labor de traer al día la mayor de las bendiciones. Por ahora puedo decir “sin novedad en el frente de las emociones”, o casi.

Bienvenido sea el final de año.

Un abrazo al que me lee,

Clau.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s