Mi orgullo bipolar

Es despertar y romper el bozal que genera el miedo en mi. Es levantarme y abrazar la mañana con las ganas de quien no está acostumbrado a verla así de radiante. Es tomar una ducha fría que limpia hasta la lágrima más ardiente. Es beber un café junto a un cigarrillo interminable. Es caminar fuera de casa en busca de la calle indicada. Es toparme con la señora de los mandados en tiempo de escasez. Es caminar sin rumbo con las ansias de encontrarlo. Es esperar a que pase la marea bebiendo agua, comiendo un pan y cerrando los ojos de vez en cuando para romper el dolor de estar ausente de la realidad toda.

Así es para mi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s