Memoria suicida

Resuena en mi el rodaje del metro cada vez que escucho el grito desesperado de un suicida. No quería escribirlo aquí justo ahora en que parece que estoy en una semi plenitud. Pero como dejar pasar la angustia y pena infinita que me habitan cuando escucho por los parlantes que un herman@ de vida fue lanzado por sí mismo a las vías del metro.

El metro constituye una puerta a otro estado de vida. Es la salida que algunos y algunas hemos buscado para salir del vacío, la nada, la angustia y la melancolía circular. Esta que nos aprieta justo cuando creíamos que todo estaba quieto y subsanado.

El metro se aproxima a una velocidad ideal para poner término a nuestros días, y como si fuera poco, a poner término a la vida de quienes aún nos aman. Ese es el dolor que me ha detenido tantas veces. Tantas lunas que me han recorrido y plasmado en mi la fuerza del auto boicot. Si, el metro es la llave a la puerta sin retorno, a la mañana sin sol ni días por venir.

Hoy quiero hacer un breve homenaje a quienes se aferraron a la vida a pesar de todo. De paso, quiero agradecerme por seguir aquí dibujando una sonrisa en mi hija y a quien se asome a mi ventana.

Bendiciones a quienes me leen.

Clau

One Reply to “Memoria suicida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s