Saliendo del estado de sube y baja?

Sé cuando la marea se viene en forma de asincronía; pero me resulta difícil saber a ciencia cierta cuando se va a disipar la sombra de las olas sobre mi cabeza. Sin embargo, hoy siento que lo de ayer está en franca retirada. Es más, creo que puedo sostenerme con unos cuantos dedos y sé que no saldré disparada como un rayo sobre la cubierta de mi humilde barca. Esto suena a falsa modestia y algo de soberbia, pero es así. Creo que podré salir de esta como tantas otras veces.

Hoy no me levanté temprano ni salí de frente a fumar un cigarrillo (esperé media hora antes de hacerlo, wuaw! esto es nuevo para mi). Me tomé la mañana con calma y esperé a que todos se levantaran para desayunar. Más raro aún, esperé a que todos se movieran de la mesa para hacerlo yo también. Mis piernas no están inquietas y mi cabeza está sobre mis hombros y no al revés. Este es un buen inicio. Creo que mi voluntad volvió de sus largas vacaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s