No tan mal

Suelo empezar aquí  con un “me desperté temprano, fumé un cigarrillo, bebí café, dejé a mi hija en el colegio y me puse frente al compu”. Pero hoy quiero empezar diciendo que las cosas no son tan malas como parece. Es más, hasta mis manos están escribiendo de manera más armónica que de costumbre. El dolor de mi cuerpo se tornó pasajero y mi cabeza no da tantas vueltas como ayer. Cierto que recurrí nuevamente al alprazolam, como me indicó la siquiatra. Debo tomarlo a diario para compensar las subidas que a estas alturas me acompañan casi siempre. Lo bueno es que la depre va en retirada y que mi estado de ánimo está ahí tranquilo, apacible, casi sostenible por mis manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s