Que tal?

Qué tal si un día me dejo ir por las calles a aplanarlas, a compartirlas, a recorrerlas con mis pies adoloridos? O qué tal si hoy me voy de juerga y me olvido del recetón? Parece que me está bajando la nostalgia por los días en que nada me preocupaba más que salir y disfrutar de la noche sin temor al desvelo, la soledad, incluso la compañía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s