Hipomanía, otra vez

Estoy a mil por hora, controlándome con un cuarto de zolpidem para no salir disparada por la ventana. No sé que otra cosa podría detenerme en este momento.

Aprovecho este instante para crear, crear, crear, lo que sea que pueda echar a andar que no me descarrile una vez más, como tantas otras veces. Como sea, quiero disfrutar este momento de aceleramiento crónico acompañado por los característicos dolores que provee la fibromialgia, mi amiga del alma. Y qué fue, aquí está la lluvia sobre la marea otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s