Bonito día, como para no echarse encima un kilo de pastillas dormideras

Trataré de ser legible… anoche me eché encima un par de clormezanonas y de zolpidem adicionales a los medicamentos de base para tratar de dormir. La noche anterior me la había pasado en vela, esperando que llegaran las 5am para ducharme. Mal.

Hoy desperté descansada escuchando a Chopin, leyendo un texto de Maturana, y… fumando un cigarrillo cuando el alba estaba bien arriba.

Ahora pienso en el bien-estar, pero en un sentido amplio de la palabra. Su búsqueda tiene tanto sentido para mi, no sé si tanto para el humano común y corriente no bipolar, pero si para mi, humana corriente bipolar (como si fuera un caso particular de humana, lo digo en un sentido irónico). Creo que sencillamente a eso apunta mi búsqueda de sentido, al sentir-me bien, tal vez ni alcance para la armonía, la estabilidad, la paz en sí. Pero si me preguntaran que es lo que más deseo respecto a mis estados ondulantes, diría que es el sentir-me bien, es decir, estar contenida, caminar aunque me caiga mil veces, cantar, bailar, tomar a la pena de la mano y consolarla cuando me deje, saltar dando tumbos evitando caer sobre alguien, comer y disfrutar de lo que como (ahora disfruto unas tostadas con miel y un té) y estar concentrada en cada una de esas cosas que me hacen sentir cuando toco o me tocan, simplemente sentir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s