En piloto automático

Terminé el día, mirando desde la tierra justo en medio del tornado. Me quedaré quieta esperando que pase aferrada a un coligüe que pase lo que pase, aunque ceda, no se romperá. Voy a dormir y dormir. Es lo mejor, detenerse, simplemente dejar que fluya la tormenta. Para qué oponerme si puedo esperar a que llegue el buen tiempo. Mañana veré. Es un día especial. Hoy no voy a suicidarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s