Soy una carga pesada para mi familia

La experiencia del retiro fue mágica. Los ritos, el tiempo para meditar y todo eso, fue coronado por una hermosa carta de mi hija.

Pero el regreso a casa y las frases de mi mamá me recordaron lo pesado que es tener a una bipolar en la familia.  Ella quiere que me internen y que me quede ahí hasta que pase esta crisis.

Estoy hecha un zombi, lo sé, tengo la mirada perdida y los movimientos enlentecidos producto de la medicamentación. Lo sé. Es difícil tener a una bipolar en casa. No sé cuándo pasará esop. El martes próximo tengo control con la siquiatra, ahí veré qué pasa. Lo cierto es que no quiero ingresar a una clínica nuevamente, pero tampoco quiero que mi hija note que su madre está una vez más en crisis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s